El representante Rafael “June” Rivera denunció que fue el Departamento de Educación (DEPR) y no la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) el que redujo $123 millones al Programa de Educación Especial.

En declaraciones escritas, June Rivera, cuyo Proyecto de Cámara 1945 busca atender adecuadamente las necesidades de esta población estudiantil, criticó a la pasada secretaria Julia Keleher y al Departamento de Educación, por querer cuadrar el presupuesto de esa agencia a costa de los estudiantes de educación especial.

Señaló que, si bien la JSF solicitó recortes al DEPR, no se le indicó dónde debía recortar. Más aún, señaló la JSF en carta enviada al DEPR, dichos ahorros fueron pensados para costos administrativos, servicios públicos y en adquisiciones o compras.

“Lo advertimos el pasado lunes cuando defendimos el P. de la C. 1945, que van dos años consecutivos que la Junta de Supervisión Fiscal le baja el presupuesto del Departamento de Educación que aprueba la asamblea legislativa y, van dos años consecutivos que el Departamento de Educación dice que lo paguen los niños con discapacidades. Ahora sabemos que fue la agencia la que decidió recortar ese presupuesto en el programa de educación especial y no en otras áreas», denunció el representante en declaraciones escritas.

Para evitar “esas situaciones”, June Rivera indicó que el P. de la C. 1945 crea la figura del secretario asociado de educación designado por el gobernador o gobernadora y confirmado por el Senado. Asimismo, fortalece la autonomía fiscal, ordenando que el presupuesto del Programa sea atendido de modo separado al resto de la agencia.

“Ese secretario asociado tendrá la suficiente independencia para hacerle frente al secretario de Educación y velar por la población de educación especial porque responderá al pueblo de Puerto Rico”, aseguró el representante del distrito 28.

Según el Artículo 4 del P. de la C. 1945, “el Secretario Asociado, quien implantará la política pública establecida en esta Ley, será nombrado por el Gobernador con el consejo y consentimiento del Senado de Puerto Rico.

Ante las críticas de un sector del país a la JSF por reducir el presupuesto de educación especial, ese organismo reaccionó hoy señalando que no solicitó recortes específicos al programa de educación especial, una decisión que fue tomada por el DEPR y la Oficina de Gerencia y Presupuesto.

Estos recortes específicos a Educación Especial ni siquiera están previstos en el presupuesto Certificado por la JSF para el Departamento, añadió ese organismo creado por la Ley Promesa. La JSF está clara de que la Ley Promesa no puede utilizarse para incumplir con las condiciones de la ley federal IDEA la cual, incluye como requisito de elegibilidad el no bajar el presupuesto estatal de educación especial sin previa autorización escrita del Departamento de Educación federal.

Aseguró también que su proyecto de ley, firmado por toda la delegación del Partido Nuevo Progresista y aprobado este pasado lunes en la Cámara, provee mayores derechos y beneficios a los estudiantes de educación especial, “como siempre ha sido mi compromiso”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here